sábado, noviembre 18, 2006

Sabiduría Felina

Hace algún tiempo tenía un afiche muy divertido sobre las cosas que aprendí de la vida gracias a mi gato. Y digo tenía porque mi gato lo orinó y destruyó -ironía?- mientras estuve en un viaje. Aqui- reencontré una lista similar -en inglés- y muchas otras, como por ejemplo "todo lo que necesito saber de la vida lo aprendí de mis hijos adolescentes" que a lo mejor a algún amigo o amiga mia le aplica pronto. Aquí he hecho una especie de traducción, adaptación, ampliación de la versión felina.
Todo lo que necesito saber de la vida lo aprendí de mi gato Si la vida es dura entonces toma una siesta. Si no... también. (versión 2) Si algo tiene solución relájate si no, también. La curiosidad nunca mato a nadie excepto quizá a algunas horas. Un día ignora a los demás, al siguiente moléstalos y juega con ellos mientras están ocupados. Eso les encanta a todos!! Escala hasta alcanzar la cima... para eso están las cortinas!. Nunca duermas solo si puedes dormir sobre la cara de alguien o por lo menos con alguien. Deja tu marca en el mundo... o al menos una rociadita en cada rincón. Ser mimado y estar en un lugar destacado no es un privilegio es un derecho. Cantar, gritar y maullar en la madrugada esta permitido. Más si es por asuntos amorosos. La leche y el pescado son alimentos saludables.... y deliciosos. No hagas cosas graciosas para divertir a los demás, hazlas para divertirte a ti mismo. La ropa oscura causa perdida de pelo. La ropa clara también. Si hay algo que me interese descubrir, tarde o temprano lo haré. Si existe la remota posibilidad de que lo pueda dañar o destruir con certeza lo haré... y más temprano que tarde. Mis ideas y ocurrencias pueden parecer locas y sin sentido... pero es porque no las entienden. A menudo es solo porque se me antoja ser loco y sin sentido.